Municipalidad de Trujillo niega intención de apropiarse del Concurso de la Marinera

Procurador público señala que predio del Club Libertad debió retornar en el 2009 a la comuna.

Luego de los erróneos comentarios suscitados por los directivos del Club Libertad, el Teniente Alcalde de la ciudad, Fernando Rojas Urquiza, desmintió categóricamente que el litigio que se sostiene por el predio de dicha institución tenga como finalidad apropiarse del Concurso Nacional ni del Concurso Internacional de Marinera.

“El Festival Internacional de la Marinera es un evento que caracteriza a Trujillo  porque la marinera es de todos los trujillanos. A la Municipalidad Provincial no le anima ningún interés subalterno y les enviamos un claro mensaje a los auspiciadores, academias de marinera y participantes del evento que no intervendremos en dicho campeonato”, advirtió Rojas Urquiza.

El primer regidor también lamentó los comentarios ofensivos contra la persona del alcalde Elidio Espinoza quien, dijo, solo está cumpliendo con defender los predios municipales.

A su turno, el regidor Luis Alberto Sánchez Arteaga, agregó que “solo estamos buscando que se cumpla con la ley y seremos muy respetuosos de lo que determinen los señores magistrados. No es necesario debatir el problema en los medios de comunicación porque tenemos que esperar que la justicia se pronuncie”, anotó.

El Procurador Municipal, Jorge Seminario Mauricio, explicó que la municipalidad entregó el bien a la Congregación del Rosario hace 150 años, luego pasó a otra familia que lo trasladó al Club de Tiro bajo la figura jurídica de “dominio útil”.

“En 1991 se debió devolver el local a la Municipalidad Provincial de Trujillo pero no se hizo. Posteriormente, el Club Libertad presentó una demanda de adquisición prescriptiva de dominio y el proceso judicial continuó a través de los años. En el 2009, la gestión edil anterior procedió pero con una defensa muy débil”, comentó.

Finalmente, el gerente municipal, Ismael Iglesias León, confirmó que la intención es recuperar el predio para Trujillo y no para los funcionarios de la gestión municipal. “Nosotros no entraremos en el uso de adjetivos, cada persona se hace responsable de sus palabras y el alcalde tiene todo el derecho de exigir las rectificaciones correspondientes”, señaló.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *