Mueren cuatro obreros por derrumbe en un socavón de minería ilegal de Huamachuco

Share:

La desgracia tuvo lugar en las instalaciones de Minerals Doña Julia, labor  que no acató  medida cautelar de paralización de actividades dispuesta por la Gerencia Regional de Minas de La Libertad. Trabajadores del lugar negaron el ingreso a la Policía y deudos.

Otra vez la muerte se hace presente en cerro El Toro (Huamachuco) a consecuencia de la minería ilegal que opera con total impunidad en esa parte de la sierra de La Libertad sin que hasta ahora las autoridades logren contener esta terrible situación, pese a las constantes advertencias del latente peligro que rodea la zona.

Esta vez, cuatro mineros ilegales  muren asfixiados por inhalación de gases tóxicos en un socavón ilegal que sería de la empresa Mineral’s Doña Julia, propiedad de Jorge Espejo Moreno a quien la Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental de La Libertad investiga por delitos de contaminación ambiental, en la modalidad de minería ilegal y por uso de químicos peligrosos  como el cianuro.

Además, el pasado 29 de mayo del 2020 la Gerencia Regional de Minas de La Libertad resolvió establecer un Procedimiento Administrativo Sancionador (PAS)  y  una Medida Cautelar Previa de Suspensión Inmediata de todas las actividades mineras contra la mencionada empresa por no respetar ningún protocolo sanitario contra el Covid- 19, ocasionando aumento de contagios en los caseríos de El Toro de esta provincia andina. Sin embargo, siguió operando desatando esta desgracia.

Según denunciaron los pobladores, un derrumbe aplastó a los cuatro mineros  y las asfixió, además, habrían inhalado gases tóxicos.  La tragedia habría ocurrido en la noche, como es costumbre en las labores mineras ilegales,  el personal ingresa a extraer ilegalmente el mineral de zonas concesionadas en medio de la oscuridad. Al amanecer se hizo evidente que la desgracia se había consumado.

Los familiares de quienes trabajan en esa labor ilegal,  llegaron  y ni siquiera fueron atendidos. Miraban de lejos, en medio del llanto, los escombros, las camillas y bolsas negras que ingresaban a la labor ilegal. Los guardianes de la propiedad de Espejo Moreno se mostraban amenazantes y desafiantes. Ni siquiera los efectivos de la Policía Nacional del Perú pudieron ingresar cuando llegaron al lugar. A ellos también les negaron el acceso.

Gerardo Fernández Acebedo  y  los hermanos  Paulino, Esteban y Ricardo Valderrama   Altamirano serían  las víctimas. La Esposa de este último, llegó hasta la comisaría de Huamachuco para denunciar al propietario de la labor minera, quien habría querido comprar su silencio. “Mi esposo fue a trabajar y no regresó más. Me pidieron que no denuncie al señor Jorge, pero les dije que por qué no dan parte a la autoridad. Hasta que no haya justicia para el papá de mis hijos, no me voy a callar”, indicó en medio del llanto la humilde mujer.

Como suele ocurrir en esta zona las muertes a consecuencia de la letal minería ilegal suelen quedar impunes, debido a que los silencios son comprados por las mafias que operan en esta parte de la sierra de La Libertad.  Eso lo sabe bien el personal de este lugar, que aducen que “que no había pasado nada”.

Uno de los trabajadores de Espejo Moreno, quien se salvó porque no había ingresado al socavón, dijo que “la historia se repite una vez más. La necesidad nos hace trabajar aquí sin protección de ningún tipo, sin equipos, sin asistencia médica. Pero lo más lamentable es cuando el dueño empieza a negociar con los familiares el precio por los cadáveres”.

La subprefectura de Huamachuco informó a los efectivos de la Policía Nacional sobre estas muertes. Se supo que los cadáveres aún no han sido retirados de la zona, ya que estarían a varios metros de profundidad.

Se trata de una zona tomada por la minería ilegal en Huamachuco donde ninguna autoridad hace sentir su presencia. Incluso muchos cuestionan a los fiscales porque no realizan su trabajo. En noviembre del año pasado, dos niños murieron por la explosión de dos cartuchos de dinamita que trafican los ilegales y hasta el momento no hay ningún culpable. Para los fiscales de Huamachuco no pasó absolutamente nada.

El consejero Greco Quiroz, quien preside la Comisión de Energía y Minas en el Gobierno Regional de la Libertad, mencionó que “es una desgracia que se veía venir. Hemos denunciado estos hechos a las autoridades del Gobierno Central, del Ministerio del Interior y Ministerio Público. Hemos advertido de lo peligrosos que son estos mineros ilegales de Huamachuco. Y ahora, ante la inacción, tenemos fallecidos. Incluso, al parecer, hay un menor de edad y esto es gravísimo. Ojalá las autoridades pertinentes hagan su trabajo y determinen culpables.

Comentarios

Previous Article

¡Atención, afiliados! Publican ley que permite el retiro de los fondos de las AFP hasta por S/17,600

Next Article

Nuevo Obispo de Huamachuco, Mons. Pascual, recibe el Orden Episcopal de manos de Mons. Miguel Cabrejos