La dexametasona puede reducir las muertes en pacientes graves de coronavirus

Share:

El ensayo llamado RECOVERY nació como forma de buscar tratamientos contra el coronavirus, en donde la dexametasona en dosis bajas ha sido capaz de reducir las muertes en casos de complicaciones graves respiratorias.

En el proyecto han participado más de 11.500 pacientes de más de 175 hospitales del NHS en el Reino Unido. Del total, 2.104 pacientes recibieron dexametasona 6 mg una vez al día, tanto de forma oral como de inyección intravenosa, durante diez días.

Además, se compararon sus datos con los de 4.321 pacientes que fueron atendidos de forma ordinaria. De entre este segundo grupo, la mortalidad a los 28 días fue mayor en los que necesitaron ventilación (41%), intermedia en los pacientes que sólo necesitaron oxígeno (25%) y menor entre los que no necesitaron ninguna intervención respiratoria (13%).

Sin embargo, en la muestra en la que se aplicó la dexametasona se redujo en un tercio la mortalidad en los pacientes ventilados. En base a estos datos, se evitaría una muerte con el tratamiento de unos 8 pacientes ventilados o unos 25 pacientes que requieren sólo oxígeno.

“La dexametasona es el primer fármaco que ha demostrado mejorar la supervivencia en COVID-19″, afirma Peter Horby, Profesor de Enfermedades Infecciosas Emergentes del Departamento de Medicina de Nuffield, Universidad de Oxford, y uno de los investigadores principales del ensayo.

A renglón seguido, Horby sostiene que “este es un resultado extremadamente bienvenido. El beneficio de supervivencia es claro y grande en aquellos pacientes que están lo suficientemente enfermos como para requerir tratamiento con oxígeno, por lo que la dexametasona debería convertirse ahora en el estándar de atención en estos pacientes. Este fármaco es barato y puede ser usado inmediatamente para salvar vidas en todo el mundo”.

El Asesor Científico Principal del Gobierno del Reino Unido, Sir Patrick Vallance, también se ha rendido ante tal hito y la importancia que tiene. “Esta es una tremenda noticia hoy del ensayo de RECOVERY que muestra que la dexametasona es la primera droga que reduce la mortalidad por COVID-19”, sostiene.

“Es particularmente excitante, ya que se trata de un medicamento barato y ampliamente disponible. Se trata de un desarrollo innovador en nuestra lucha contra la enfermedad, y la rapidez con que los investigadores han progresado en la búsqueda de un tratamiento eficaz es realmente notable. Muestra la importancia de hacer ensayos clínicos de alta calidad y de basar las decisiones en los resultados de esos ensayos”, concluye el Vallance. (EFE).

Comentarios

Previous Article

Coronavirus en Perú: Más de 5 mil pacientes dados de alta y 4164 nuevos casos en un día

Next Article

Confiep dona 90 ventiladores mecánicos para combatir el COVID-19