Hay 2.5 millones de cuentas de depósitos de personas que serán fiscalizadas por Sunat

Share:

Especialistas advierten que en la práctica, desde este mes se pone fin al secreto bancario.

Para ayudar en la lucha contra la evasión y elusión tributaria, a partir de ahora las entidades financieras que operan en el país deberán informar mensualmente a la Sunat sobre las cuentas de depósitos de sus clientes cuyos saldos sean iguales o mayores a S/ 10,000 (o su equivalente en dólares).

En esos casos, según la norma emitida, bancos, financieras, cajas municipales, cajas rurales y cooperativas de ahorro y crédito tendrán que detallar los datos de los titulares de las cuentas, sean personas o empresas, así como de sus depósitos. Ello incluye información del saldo y/o montos acumulados, promedios o montos más altos y los rendimientos generados en la cuenta durante el período que se informa.

Además, si una persona o empresa tiene más de una cuenta en una misma institución financiera, esta deberá informar a la Sunat cuando los montos de todos sus depósitos sumen al menos S/ 10,000. El ente tributario debe conocer también la fecha en que cancelen las cuentas.

Indicios

Con esta información en su poder la Sunat realizará las verificaciones correspondientes que le permitirán detectar posibles inconsistencias que puedan ser indicios razonables de evasión o elusión.

Esta norma reglamenta el decreto legislativo Nº 1434, aprobado en setiembre del 2018, que se dio entre un grupo de medidas recomendadas por la OCDE que Perú debe implementar para luchar contra la evasión y la elusión tributaria, indicó Tania Quispe, ex jefa de la Sunat.

Cuentas en extranjero

Precisó que la Sunat usará la información sobre las cuentas de depósito en dos frentes. Primero, para el intercambio de información automática y reciproca con otros países.

“Perú ha firmado un convenio de la OCDE por el cual recibirá información de los saldos de cuentas bancarias de los peruanos en otros países y, a cambio, entregará información de los depósitos de extranjeros en el sistema financiero peruano”, explicó el tributarista Jorge Picón.

Se estima que miles de peruanos tienen cuentas fuera del país y esa es la información nueva que va a tener la Sunat, destacó. “Y eso le va traer grandes problemas a esas personas”, sostuvo.

Así, potencialmente, Perú podrá intercambiar información con 110 países, entre los que están el Reino Unido, Suiza o Alemania, y países de la región, como Chile, Colombia y Panamá, entre otros.

Mayor fiscalización

Hoy el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) le sirve a la Sunat para monitorear los movimientos bancarios de personas y empresas, indicó Picón. Sin embargo, para Quispe la información del ITF es interesante pero muy limitada y no permite una fiscalización eficiente.

Por eso, el segundo frente donde se usará la información de los saldos de los depósitos de personas y empresas será justamente la lucha contra la evasión local, sostuvo Quispe. “Va a facilitar data que permitirá evaluar cuando hay algún problema entre la información declarada y los movimientos de cuenta”, añadió. Solo si encuentra inconsistencias la Sunat pedirá explicaciones a los titulares de las cuentas.

“El acceso al secreto bancario es parte de una estructura normativa que la Sunat, el MEF y el Gobierno han venido preparando para entrar en una nueva etapa de lucha contra la evasión y la elusión”, dijo Quispe.

Con la vigencia de este reglamento la Sunat espera que las entidades financieras reporten datos de más de 260,000 personas y/o empresas, cada mes. Según la SBS, a noviembre del 2020 las personas tenían 2.5 millones de cuentas de depósito con más de S/ 10,000, y las empresas, 2.7 millones. La Sunat se encargará de la seguridad de la información que recibirá de los depositantes. Sin embargo, hay dudas sobre su papel. (Gestión).

Comentarios

Previous Article

ONPE distribuye S/ 77 millones entre partidos para la franja electoral

Next Article

Covid-19 en La Libertad: 46 nuevos casos y 8 fallecidos en los dos últimos días