Bazán: “El Estado es demasiado rígido con los empresarios formales y no persigue a los informales”

En reciente reunión con el congresista Octavio Salazar, la presidenta de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad (CCPLL), solicitó al representante liberteño, dar soluciones vía legislativa a esta problemática.

Rosario-Bazan--y-Octavio-Salazar

El anuncio del presidente Ollanta Humala, referido a la implementación de un paquete de medidas que estimulen el desarrollo de la actividad privada con el objetivo de superar los impactos negativos de la crisis económica internacional en nuestro país, resulta insuficiente para los empresarios, señaló la presidenta de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad (CCPLL), Rosario Bazán de Arangurí.

 

En una reciente reunión sostenida entre directivos de la CCPLL y el congresista Octavio Salazar, Bazán de Arangurí, mostró su preocupación respecto a las barreras que el Estado viene imponiendo desde diversas entidades públicas como la Sunat, el Ministerio Público o Senasa, a los empresarios formales, a quienes aplica normas demasiado rígidas que le restan competitividad a la actividad privada.

 

“Necesitamos un Estado promotor de la actividad de la empresa privada formal y  responsable; sin embargo, hasta ahora sólo vemos organismos estatales con una actitud excesivamente dura con los empresarios. Cada día vemos cómo los dispositivos legales siguen ajustando al grupo de empresarios formales con mayores obligaciones, con plazos exageradamente cortos, multas demasiado onerosas y trámites burocráticos en aspectos tributarios, de Seguridad y Salud en el trabajo, licencias y permisos sectoriales, entre otros”, subrayó la también gerente general de Danper.

 

Los directivos de la CCPLL coincidieron en afirmar que si bien es importante contar con una legislación que regule la actividad empresarial, no es aceptable que las normas sean inflexibles y ajenas a la realidad, pues esto impacta de manera negativa en la productividad y por ende en la competitividad de las empresas.

 

Bazán de Arangurí también enfatizó que la inseguridad ciudadanía continúa siendo uno de los problemas que genera más sobrecostos a los empresarios locales; en tal sentido, solicitó al congresista liberteño, canalice esta demanda en el Legislativo.

 

A su turno, el congresista Salazar se comprometió a solicitar una segunda reunión con el abogado de la Comisión de Producción del Congreso, para priorizar esta problemática y comenzar a trabajar soluciones para ellos en la vía legislativa.

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *