Amelia Gastañadui, presentó su segundo libro de poemas “Ecos del Corazón”,

“Ecos del Corazón” fue presentado anoche. Poeta huamachuquina Amelia Gastañadui ofrece su obra a una sociedad  ávida de amor y ternura.

 

En una emotiva noche, Amelia Gastañadui, presentó su segundo libro de poemas “Ecos del Corazón”, evento al que asistieron escritores, intelectuales, familiares y amigos de la poeta.

 

El poemario “Ecos del Corazón” fue presentado en el Auditorio de la Casa de Maestro, escenario sumamente especial para la escritora.

 

Durante el evento, el destacado escritor Luis Peña Rebaza, presentó la semblanza de la poeta y mostró su confianza en que la cultura siga vigente en Huamachuco, con la nueva promoción de escritores liberteños.

 

“Que importante es que Huamachuco se haya convertido en patrimonio cultural de la nación a través de todas sus manifestaciones, nuestra cultura se fortalece, nuestra tierra sigue dando que hablar, sigue reinventándose”, dijo.

 

Luis Peña Rebaza, Intentó persuadir a los presentes para que no desmayen en cultivar las costumbres de su tierra porque ello fortalece la vocación y la vena artística.

 

El poeta, maestro y abogado Teobaldo Sánchez Vásquez, hizo la presentación del poemario, manifestando que Amelia Gastañadui, ya no pertenece a Huamachuco, ya traspasó los límites de La Libertad, pues la obra literaria de Amelia Gastañadui se conoce a nivel nacional.

 

La línea temática de “Ecos del Corazón” es el amor en todo su esplendor.

 

“La poeta sueña con la felicidad, el amor,  sufrimientos y accidentes en su caminar. No odia a las piedras del camino, las acaricia porque sabe que son nobles. La única realidad que debe primar es la naturaleza del amor. El texto es la objetivación de los contenidos psíquicos, sucesos que no solamente pertenecen a la poeta sino a otro ser que la poeta recoge”, señaló Sánchez Vásquez.

 

Señaló que la outora, no puede prescindir de sus propias circunstancias históricas y  vivencias, sobre todo cuando ama. Transmite una fina sensibilidad, aflora la poesía tierna, conversa con todas las circunstancias describiendo paisajes naturales comunicando esa carga telúrica, el color y calor de la naturaleza. Connota muchas significaciones de pureza y armonía basada en la simbología de la imaginación a través de la sensibilidad.

 

Por su parte, Amelia Gastañadui, dedicó el logro a sus familiares, colegas, compañeras de estudios, amigos quienes supieron apreciar su producción literaria.

 

“Gratitud es todo lo que tengo para ustedes. A todos les pido me permitan exteriorizar el sentir de mi espíritu en este momento en que con mucha honra ocupo este sitial de honor conferido por vuestra generosidad al haber decidido acompañarme. Gracias a ello estoy cumpliendo con un sueño más en la vida, dejar a consideración de almas tan generosas mi poemario “Ecos del corazón”, trabajo muy sencillo, pero profundamente sentimental y romántico ya que emana de las fibras más íntimas del corazón”, manifestó la poeta Huamachuquina.

 

Indicó que la poesía es toda manifestación pura de nuestros sentimientos en la forma más bella posible, su esencia escapa a todo razonamiento por ello es común decir; que poético por algo que nos conmueve, en consecuencia la poesía viene de afuera y se anida en lo más profundo de nuestro ser.

 

La velada cultura concluyó con la presentación de diversos  números artísticos que fueron del agrado de los asistentes a esta importante presentación.

 

El Poema: “Mi destino”.

 

Uno de los poemas que marcan la nueva producción de Amelia Gastañadui, es “Mi destino”, que a la letra dice:

 

Mi vida plena, ávida, ansiosa, / busca respeto, amor, felicidad, /la persigue rauda, impetuosa, / violentando mi propia esencia/ y ella niega a mí. /

 

Mi sonrisa perdida/ en torno a un grito, /mis ojos mirando un derredor, /cuando desean estar ciegos; /mis lágrimas detenidas, /cuando quisieran salir corriendo;/ mis labios cerrados, callados,/ cuando anhelan locuacidad y pasión;

 

Mis pensamientos aparentemente centrados, /cuando van volando al infinito; / mi corazón simulando placidez y quietud, / mientras sus latidos se aceleran vertiginosamente;

 

Mis pasos seguros, firmes, indemnes, / detrás de muchos golpes físicos y morales; mi alma tersa y pura, / sin embargo; se desgarra por dentro, / y mi vida pletórica de amor y afecto/ hacia los demás, / mientras, recibe traición y perfidia.

 

Pero así mi fuerza interior, mi voluntad grandiosa/ me llevan al final/ y por esos extraños y tortuosos caminos, / lo que era tinieblas se convirtió en luz,/en esa luz que penetró mis horas, mis días, mi corazón, mi alma, mi vida, trajo la paz y la felicidad/ encontrar el amor y mi destino para siempre cambió./

 

Sin duda hay mucho más que leer, analizar y profundizar en este nuevo producto literario de la poeta Huamachuquina Amelia Gastañadui.

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *