Más de 120 productores de uva de La Libertad mejoran su competitividad mediante el estudio de norma de Global GAP

Con esta capacitación, Sierra Exportadora también busca que los productores diversifiquen sus mercados

Más de 120 productores de uva de mesa, del distrito de Cascas, provincia Gran Chimú, en La Libertad, fueron capacitados en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), con la finalidad de incrementar su competitividad y conseguir su certificación Global GAP, y de esta manera lograr ingresar a nuevos mercados, informó Sierra Exportadora.

“Los productores de Cascas, zona de mayor producción de uva en la región La Libertad, se están capacitando porque necesitan la certificación Global GAP para poder diversificar sus mercados, ya que actualmente la mayoría de su producción va hacia el vecino país del Ecuador”, manifestó la jefa de sede de Sierra Exportadora en La Libertad, Zulma Jerí Campana.

Indicó que actualmente la uva que se produce en esta zona de La Libertad es de la variedad Gross Colman. Jerí Campana precisó que Sierra Exportadora está mejorando la competitividad de los productores de uva de esta región y su capacidad de organización, a fin de que puedan lograr sus emprendimientos hacia nuevos horizontes; asimismo se busca mejorar en la resolución de puntos críticos y orientarles respecto al manejo técnico-agronómico.

Esta capacitación organizada por la Sede Descentralizada La Libertad del referido organismo público, estuvo a cargo del jefe del Programa Nacional de Palta Hass y Otros Frutales de Sierra Exportadora, Ing. Vicente Zegarra Suárez, quien desarrolló la jornada durante los días 15 y 16 de setiembre en Jolluco y Cascas; ambas jurisdicciones pertenecientes al distrito liberteño de Cascas.

Durante la ponencia, el especialista resaltó tres aspectos fundamentales: la calidad del producto en términos de inocuidad, salubridad y nutrición –que son las exigencias básicas que actualmente requiere el consumidor– así como el cuidado del medio ambiente y la prevención de la salud y seguridad del trabajador.

Zegarra indicó que para ingresar a nuevos mercados, los productores definitivamente deben implementar su certificación Global GAP. “El mercado externo exige que el producto proceda de tierras de cultivo que hayan sido tratadas de acuerdo al protocolo de las BPA (Global GAP), de allí el interés de implementar de inmediato esta certificación”, enfatizó el especialista.

Mencionó que los productores de Cascas, que siembran un promedio de 1800 a 2000 hectáreas de uva de mesa, tienen la ventaja de que durante todo el año pueden cosechar esta fruta, de la variedad Gross Colman. “En realidad esta ventaja es comparativa, porque está de acuerdo a las condiciones climáticas; es decir, es una ventaja externa a las capacidades de gestión de cada huerta o fundo”.

Sin embargo, acotó, los productores ya están incursionando en nuevas variedades que se adapten a las condiciones agroecológicas de Cascas, entre ellas, la Red Globe, pues esta variedad es mucho más comercial y tiene un mercado más amplio. Además, tiene un fruto más grande, mayor contenido de azúcar, más consistente y mayor tolerancia al tiempo cuando se le transporta. “Es una fruta que es preferida por el consumidor asiático, especialmente durante la celebración del Año Nuevo Chino”, indicó Zegarra Suárez.

Dato:

La Libertad actualmente es la tercera región productora de uva con más de 41 mil toneladas, siendo Ica y Lima las regiones que le anteceden en el primer y segundo lugar, respectivamente.

 

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *